Prueba de esfuerzo

Prueba de esfuerzoLa Prueba de esfuerzo es un estudio cardiológico especializado, necesario para la detección de manera precoz de enfermedades isquémicas, valoración de la capacidad funcional de una persona “aparentemente” sana, o bien para toda persona sana adulta que desea iniciar una rutina de ejercicios. Consiste en tomar en forma continua electrocardiogramas y presión arterial mientras el paciente se ejercita en una banda eléctrica, hasta alcanzar una frecuencia cardiaca predeterminada por edad y riesgo.

Una prueba de esfuerzo o de estrés evalúa la respuesta del corazón a un ejercicio físico progresivo. Se monitoriza mediante un electrocardiograma (ECG) mientras se realiza ejercicio. Normalmente, te piden que andes sobre una cinta (andador) o que pedalees sobre una bicicleta estática.

Prueba de esfuerzo o ergometría

Esta prueba diagnóstica, también denominada ergometría, permite además detectar posibles anomalías (insuficiencia cardíaca, alteraciones del ritmo cardíaco…).

Cuando haces ejercicio el corazón demanda más oxígeno y glucosa. Esta necesidad de bombear sangre más rápidamente obliga a las arterias coronarias a transportar más sangre al corazón. Pero cuando las arterias están parcialmente obstruidas, la cantidad de sangre que llega al corazón no es suficiente. Lo que provoca dolor en el pecho(angina).

¿En qué consiste una prueba de esfuerzo?

El examen puede durar una hora. Esta herramienta valora la respuesta del corazón al esfuerzo y ofrece información indirecta sobre el flujo coronario. Si no hay suficiente riego sanguíneo, el corazón “se queja”. Esta falta de torrente sanguíneo se refleja en el electrocardiograma o provocando un dolor precordial (región o parte del pecho que corresponde al corazón). Durante la prueba, se realiza un electrocardiograma mientras caminas en la cinta o pedaleas en la bicicleta estática, a veces más rápido, otras de forma más pausada o sobre una pendiente.

Se suele utilizar el protocolo de Bruce, en el que cada tres minutos aumenta la pendiente y la velocidad de la cinta.

 Este programa dura de 8 a 12 minutos. También se usa el protocolo de Naughton (es más suave y está indicado para pacientes con insuficiencia cardíaca).

Además te tomaran la tensión arterial de forma periódica, antes y después del ejercicio, para comprobar los cambios que se producen durante el examen.

La intensidad del ejercicio irá aumentando progresivamente hasta llegar a un valor de frecuencia cardíaca preestablecido para tu edad. Es posible que el examen deba pararse antes porque aparece un síntoma significativo (dolor en el pecho, fatiga o falta de aire), no puedes continuar o hay cambios en el ECG.

Preparación antes de la prueba

No requiere ninguna preparación especial. Al igual que en el caso del electrocardiograma, se aconseja no realizar ejercicios físicos intensos, ni subir escaleras de forma apresurada debido a que podrían aumentar el latido cardíaco, alterando los resultados de la prueba.

Se recomienda no comer nada tres horas antes de la prueba, para evitar que el ejercicio pueda causar un corte de digestión. Debido a que, en algunos casos, se expone al cuerpo a un esfuerzo mucho mayor del que se realiza a diario.

Tampoco es recomendable fumar ni beber bebidas que contengan cafeína (en inglés) tres horas o incluso 24 horas antes de someterse a la ergometría.

Necesitarás unos zapatos cómodos y ropa suelta para realizar el ejercicio con facilidad.

Consulta con tu médico sobre la medicación que estás tomando, ya que podría alterar los resultados del examen.

Después de la prueba

Es aconsejable que no hagas ejercicio intenso hasta pasada una hora después de la prueba de esfuerzo.

¿Para qué sirve una prueba de esfuerzo?

  • Para diagnosticar una cardiopatía isquémica (angina de pecho, infarto agudo de miocardio o muerte súbita) u otras alteraciones cardíacas (arritmias), que no son evidentes en reposo.
  • Para el seguimiento de enfermedad coronaria (infarto y angina), valorando la eficacia del tratamiento.
  • Permite precisar el nivel de ejercicio físico que puede recomendarse a una persona con problemas cardíacos.
  • Evaluar medicamentos para tratar arritmias o insuficiencia cardíaca.
  • Para el estudio de hipertensión durante el ejercicio, para verificar si el tratamiento es adecuado.
  • Para el pronóstico de ciertos procesos cardíacos.

El estudio de electrocardiograma prueba de esfuerzo es un método sencillo de la capacidad funcional del sistema cardiovascular, hay varios métodos para realizara uno de ellos es la banda ergo métrica con incrementos de velocidad e inclinación paulatinos que son protocolizados de acuerdo a la edad y capacidad del paciente acompañado de una monitorización que permite detectar cambios de arritmia o riesgo de infarto elevado permitiendo evaluar presión arterial riesgos cardiovasculares.

Relacionados: electrocardiograma pruebas de esfuerzo cardiaco cardiología lectura definicion interpretacion aparato resultados frecuencia cardiaca estudios del corazón exámenes medicos.

volver a Check Up Cardiovascular

 

Powered by seowmx | Hosted by turboho